Resumen de la segunda temporada de “Vis a Vis”

La 2ª temporada comienza con la fuga de Cruz del Sur de Zulema en compañía de otras presas, plan en el que se ve forzada a participar Macarena. La fuga se inicia ya de una manera trágica: Maca accidentalmente mata a Nerea, una de las presas fugadas. Las fugadas ponen rumbo a Marruecos, donde se ocultan y esperan que la policía no las localice. Sin embargo, la fuga se frustra cuando Maca llama a Castillo mientras no es vigilada. Zulema cree que quien la ha traicionado ha sido Casper, a la que ejecuta implacablemente. La detención de las presas lleva su regreso a Cruz del Sur y a la revocación de libertad condicional de Macarena, que vuelve a prisión viendo su pena incrementarse en varios años.

Aunque Zulema desea a toda costa su libertad sabe que fuera de prisión está en el punto de mira de El Sirio, criminal internacional tío de El Egipcio. Éste culpa tanto a Zulema como a los Ferreiro de su muerte, por lo que quizá entre rejas estén más seguras. A la hora de declarar sobre su fuga y las muertes de Casper y Nerea, ambas saben que dependen de la otra para exculparse. Un pacto de silencio es la mejor solución para evitar que sus penas se alarguen.

Pero el intento de fuga también tiene consecuencias en la estructura de la propia prisión de Cruz del Sur, donde la dirección pone al mando de la seguridad a Valbuena, tan inestable como implacable en el trato con las presas y con una obsesión enfermiza por Rizos, a la que acabará agrediendo sexualmente. Aunque en un primer momento trata de superar este trauma sola, finalmente Rizos acaba contándoselo a Macarena. Y ésta a Saray, que agredirá violentamente a Valbuena, siendo recluida en aislamiento. Allí, bajo los efectos de los somníferos, Saray sufrirá la misma situación por parte de Sandoval.

La amenaza constante sobre sus cabezas acaba llevando a la familia Ferreiro al límite y a cometer numerosos errores que llevan a la muerte en un tiroteo accidental de la madre de Macarena. Posteriormente, durante el entierro de la misma, El Sirio localiza a los Ferreiro y asesina a Leopoldo, segundos antes de morir a manos de Maca. Fabio promete a Maca hacer todo lo necesario para liberarla y así comenzar una nueva vida juntos.

En la cárcel Maca cuenta con el apoyo de todas sus compañeras para superar la trágica pérdida de sus progenitores. De todas menos Anabel, con la que mantiene un enfrentamiento cada vez más evidente y peligroso, desde que la hiciese perder una suma importante de dinero en una pelea de boxeo en la que Maca era una de las luchadoras. Pero Macarena ha cambiado y ya sabe cómo defenderse.

Tampoco está bien Saray que descubre que está embarazada pero no recuerda la agresión que sufrió mientras estaba drogada. Esta noticia se complica aún más ya que su familia desea que tenga a ese niño aunque sea en prisión.

La vida en Cruz del Sur sigue su curso y llegan nuevas presas, entre ellas Susana y Helena.  Helena es en realidad una policía infiltrada que trata de ganarse la confianza de Susana. Ésta, en apariencia inofensiva, tiene una información vital: el paradero de Amaia, una adolescente secuestrada cuya vida corre peligro. Helena tiene que descubrir en tiempo límite qué se esconde en la mente de la trastornada Susana. Lo que Helena no se da cuenta es que Zulema está pendiente de todo, descubrirá su identidad y tratará de sacar provecho de la situación.

La investigación para encontrar a Amaia con vida parece llegar a su fin cuando Susana se suicida dejando a Castillo en manos de Zulema (que había incitado a la primera a acabar con su sufrimiento): antes de morir, Susana le confesó el paradero de Amaia y, con esta valiosa información, la presa trata de negociar con el inspector.

 

Mientras Maca, con la ayuda de Fabio, trata de encontrar el dinero que Zulema escondió en Marruecos tras la fallida fuga con la que se inició la nueva temporada. Con este dinero esperan utilizarlo para liberar a Maca de prisión. Sin embargo, cuando ya lo tienen, Fabio decide entregárselo a las autoridades. Aunque la intención final de Fabio es limpiar el expediente de Macarena, ésta no lo entiende ya que la obliga a seguir entre rejas.

Pese a esto el estatus de Maca dentro de Cruz del Sur nunca había sido mejor: es la nueva líder de la cárcel con la ayuda de un séquito de presas y controla a sus enemigas con mano de hierro. Mientras Zulema se esfuerza por ser un modelo de buen comportamiento, pendiente de sus negociaciones con Castillo. Además, el poder de Anabel está menguando al ser incapaz de mantener su negocio de trapicheos y tener a Macarena en su contra.

La felicidad también parece sonreir a Sole: su relación con Fernando, viudo de la mujer de la que recibió su trasplante, va viento en popa. Por primera vez se siente amada y acepta su proposición de matrimonio. Sus compañeras están emocionadas y la ayudan en todos los detalles. Pero hay alguien con enorme interés en este matrimonio: Anabel ve la oportunidad de conseguir una alta suma de dinero con esta boda pero, para ello, Fernando sobra de la ecuación y contrata a un sicario para asesinarle.

En la recta final de la temporada Castillo continúa su búsqueda contrarreloj de Amaia, la adolescente secuestrada. No ha conseguido engañar a Zulema y su último recurso acaba siendo Macarena. Maca se ofrece a Castillo para que conseguir la información al precio que sea. Ayudada por Bambi, una joven presa subyugada por Zulema y sustituta de Casper como “sierva”, inmoviliza a Zulema y la tortura inyectándole aire en las venas poco a poco para que desvele el paradero de la niña secuestrada. Todo ello acaba con Zulema en coma, mientras Maca colabora con la Policía en el rescate de Amaia. Pese a que al final Macarena tiene la oportunidad de fugarse prefiere regresar a Cruz del Sur para cumplir lo que le resta de pena.